Instituto Chileno de Astronomía para nuestro país: Una discusión necesaria.

martes, 31 de marzo de 2015

Aunque Lukay nació como un blog de divulgación de la astrofísica chilena, queremos también incluir los temas que nos interesan que van más allá de los papers: nuestro desarrollo personal y profesional, y también que Lukay sea una de las plataformas donde podamos discutir los temas relevantes para el desarrollo de la Astronomía en Chile.  Comenzamos esta serie con una columna de opinión, llamando a la creación del Instituto Chileno de Astrofísica. 

Los jóvenes astrónomos chilenos notamos con preocupación que durante los últimos años se ha ido generando una población de investigadores con estudios de postgrado en el extranjero y en Chile, y vemos un horizonte oscuro para encontrar una posición permanente en universidades y/o centros de investigación en nuestro país. 

Partiendo de la base de que la inversión en educación avanzada es beneficiosa para el país, el Estado ha hecho sustantivos aportes para el financiamiento de postgrados en Chile y también en el extranjero.  Muchos de nosotros realizamos nuestros doctorados gracias al programa Becas Chile, el cual exige volver al país al término del programa de estudio.  Lamentablemente, al volver, estos nuevos científicos se encuentran con un país que no ofrece ni estabilidad laboral ni la infraestructura necesaria para realizar la investigación para la cual fueron entrenados.  Así, se ve frustrado el objetivo para el cual fueron becados en primer lugar: convertirse en actores relevantes para el desarrollo de la ciencia en Chile.

En lo que concierne a la astronomía, ésta históricamente ha tenido una ventaja sobre otras disciplinas científicas en Chile. Astrónomos en instituciones chilenas tienen acceso a observatorios de primera calidad para realizar sus investigaciones, los cuales pertenecen principalmente a Europa y Estados Unidos.  Éste es un privilegio que colegas de otras disciplinas no poseen, ya que muchas veces sus instituciones no cuentan con equipos y laboratorios de nivel mundial para su investigación. Sin embargo, la reinserción del capital humano formado en Chile y en el extranjero al mundo académico y laboral en nuestro país es y sigue siendo un problema compartido por todos los científicos.  

Por eso noticias como la creación de una comisión presidencial "Ciencia para el Desarrollo de Chile", que buscan propuestas para fortalecer la investigación científica en Chile, son bienvenidas, siempre y cuando éstas sean mantenidas en el tiempo y tengan un impacto real en la estructura científica de nuestro país. 

De todas maneras, es necesario que nosotros, como jóvenes astrónomos discutamos el rol que jugaremos al momento de participar de este avance en el apoyo a la ciencia y la investigación en Chile.  Necesitamos un capital humano acorde a los nuevos desafíos que impone acceder a estos telescopios, que sin duda generarán los descubrimientos astronómicos por los próximos diez años.  Aunque las universidades han hecho un esfuerzo por incluir en sus plantas a nuevos investigadores, éstas no darán abasto para absorber a la gran masa de astrónomos que se ha doctorado en los últimos años.

Una de las formas de enfrentar este problema, asegurando  que la astronomía chilena  se mantenga la cabeza de la investigación científica mundial, es la puesta en marcha de un antiguo anhelo de la astronomía nacional: la creación definitiva de un Instituto Chileno de Astronomía.  El objetivo de ésta nueva institución sería, principalmente, el proveer una plataforma estructural para el establecimiento de un capital humano calificado que sea capaz de aprovechar de la mejor manera la posición privilegiada que tiene nuestro país respecto del acceso a tiempo de observación en los telescopios ya instalados o que serán construidos en los próximos años en el norte de Chile.  El Instituto debiese de ser de carácter público y estatal, y su financiamiento basal debiese de ser asegurado por el estado.  Sin embargo, esto no significa que el instituto no pueda recibir financiamiento temporal a través de fondos concursables o de instituciones privadas.

Como representantes de la nueva generación de astrónomos deseosos de aportar con nuestro granito de arena al desarrollo de esta maravillosa ciencia en Chile, nuestro llamado es a liderar la discusión acerca de la necesidad del establecimiento del instituto en distintas instancias y foros. 

·       ¿Es necesario un Instituto?
·       ¿Cuál sería el objetivo de esta nueva institución investigadora?
·       ¿Qué tipo de financiamiento recibiría?

Éstas son algunas de las preguntas que no pueden estar ausentes en nuestras discusiones. Los invitamos a participar y unirse a la discusión de nuestro futuro. Para ello, pueden comentar en las diferentes plataformas de Lukay o si desean unirse a nuestro grupo de discusion escriban directamente a David Rebolledo.  En los próximos meses iremos posteando el progreso de estas discusiones y dando forma a este espacio de estudios y propuestas.

Quizás como nunca, estamos en un momento de nuestra historia en que la ciencia ha logrado el interés público que merece, y nosotros no podemos estar ajenos al desarrollo de políticas que marcarán el futuro de la ciencia en Chile durante la próxima década.

Dr. David Rebolledo, University of Sydney*
co-autores: 
Dr. Felipe Marín, Swinburne University,
Dra. Bárbara Rojas-Ayala, Centro de Astrofísica de la Universidade do Porto

*David Rebolledo está realizando su postdoctorado en el Sydney Institute of Astronomy-University of Sydney, en Australia. Cursó su pregrado en la Universidad de Chile y obtuvo su doctorado en University of Illinois Urbana-Champaign (USA). Lo puedes contactar en davidr at physics.usyd.edu.au.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Buscar en este blog

Últimos posts